The human body is a holy book of God. Study it! Search it! Those who rose above the plane of senses and realized themselves, they realized God. This is the highest ideal of all.

Sant Kirpal Singh

Escrito por Sant Kirpal Singh el 6 de febrero de 1961

Sant Kirpal Singh

Queridos

Hoy día empiezo el año 67 de mi peregrinaje terrenal. Estoy avanzando hacia el objetivo de mi vida: ser una marioneta en las manos del Todopoderoso - mi Gurú. Mi vida se ha entretejido en el pensamiento de que no hay oriente ni occidente, toda la creación es la casa de nuestro Padre. Los distintos países tienen tantas habitaciones. Los aviones han derrogado toda la distancia, todo lo que llamamos oriente y occidente son hermanos y son hijos del mismo Padre. Somos miembros de una hermandad mundial, de una comunidad cósmica. Toda la creación es sostenida por Dios, que no es una deidad lejana, sino que nos está más cerca que todo lo demás.

Naam, Sat Naam, o sea la Palabra Eterna es inherente en cada forma. Está en los pobres, en los ricos y en los marginados. Todos somos hermanos en Dios. La hermandad mundial es la necesidad más urgente del día. La verdadera religión es la expresión de la Divinidad que ya existe en el hombre. No son ritos o ceremonias, credos o formas. Es la vida. Es la unidad del alma con la Gran Vida. No está encerrado en los templos, sino en el amor por todos. El amor conoce el servicio y el sacrificio. No hay lugar donde Dios no esté. No Lo encontrarás en los templos suntuosos hechos de mármol y piedra. Lo encontrarás en las lágrimas de los pobres y de los perdidos. La verdadera felicidad radica en dar a los demás, no en el egoísmo. No debemos ser adoradores del Dios de las convenciones. Debemos extender nuestras aspiraciones morales hasta el punto más elevado y realizar en nuestro propio ser a Dios - que está en todo el universo - trascendiendo la limitación de los sentidos. Tratemos de estudiar el Libro de la Vida - nuestro propio y verdadero ser.

Tenemos que tener cuidado para no confundir las religiones con credos y formas. Debemos darnos cuenta de que las cosas que vemos son temporales, pero las cosas invisibles son eternas y esto es la unidad que forma la base de todas las religiones.

Veo que aquellos que andan con los ojos abiertos no están verdaderamente despiertos. Ellos están durmiendo en el interior a causa de los sentidos dirigidos al exterior.
Hay muchos ciegos Con los ojos abiertos. Ellos tienen ojos y no ven la Luz de Dios que siempre brilla, que llena el todo, los cielos, la tierra, las aguas y el aire - la fuente y la fuerza de todo lo que es. Si desarrollas el poder de ver, debes ver con un sólo ojo. Deja de mirar a través de los sentidos; "si tu ojo es uno todo tu cuerpo estará lleno de luz."

Tienen oídos, pero no oyen la melodía dulce y encantadora de la vida que resuena en toda la creación. Si tu poder de oír crece entonces debes mantenerte sordo al mundo. Oirás cuando tu oído esté cerrado a los ruidos del mundo, oirás la música de las esferas - la flauta del Señor.

Si quieres tener conocimiento verdadero, trasciende el conocimiento de los sentidos. Entra en el silencio interior y lo mismo resonará.

Con anhelo en tus ojos entra en el interior desde el exterior. En verdad este es el mensaje central de todo Maestro verdadero. Lo verás en tu propia casa

Por lo tanto, les pediría que miren y miren con anhelo en su corazón, con silencio en su alma y sin pensar en este mundo o en el próximo. La gracia de Dios descenderá sobre ustedes y la mirada se convertirá en un brillo. Él se revelará a ustedes y Lo encontrarán. Lo verán dentro de ustedes mismos.

Oh Tú, el Inmaculado Naam
Tú Iluminas mi vida y
Tu amor inunda mi frágil vida física.
Te pido que me aceptes.

La Misión de mi vida es ayudar a otros a elevarse por encima de la conciencia del cuerpo y tener una vislumbre del Señor, con la gracia de mi Maestro. Aquellos que han sido puestos en el camino deben continuar con toda seriedad para alcanzar su objetivo y otros que serán guiados por Dios para venir a mí serán puestos en el camino.

Con todo el amor y los mejores deseos para cada uno de ustedes, Kirpal Singh